28/01/2023

Una bicicleteada para recordar

La Plaza Mansilla fue el punto de partida elegido para “Pedaleamos Memoria”, actividad impulsada por la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) enmarcada en la conmemoración del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Allí se congregaron el sábado 26 de marzo a las 15 las y los participantes de la bicicleteada, grupos de estudiantes, docentes, trabajadores, equipos de gestión, referentes de Derechos Humanos y de distintos movimientos sociales y familias enteras.

Una masa que latía fuerte frente a la consigna de ejercitar la memoria colectivamente, conjugando la reflexión y el análisis crítico de la historia reciente, con la promoción de hábitos saludables, la actividad física y el uso y disfrute de la ciudad. Una forma potente para repensarnos en comunidad.

A las bicicletas se sumaron también distintos vehículos y personas a pie que se iban acercando directamente a los puntos de referencia y a acompañar el acto final en el Campus Universitario en el cual de manera simbólica se plantó un árbol a modo de cierre para conmemorar a estudiantes y docentes universitarios, torturados y desaparecidos.

El circuito comprendió un total de diez kilómetros, dividido en cuatro tramos e incluyó las siguientes paradas: Destacamento de la Policía Federal, Museo Provincial de Bellas Artes, Monumento a la Memoria en Plaza Sáenz Peña, Unidad Penal Nº1, Hospital Militar, Comando de la II Brigada Blindada, Escuela Primaria Nº185 “Coronel Álvarez Condarco” y Campus de UADER. En cada uno de los puntos se contó con códigos QR que al ser escaneados por dispositivos móviles brindaban mayor información sobre cada espacio.

ESCUCHAR AUDIOS EN SPOTIFY

La propuesta, ideada por la Facultad de Ciencia y Tecnología (FCyT) contó con el acompañamiento de la Secretaría de Integración y Cooperación de la Universidad y sumó rápidamente el interés y la adhesión del resto de las unidades académicas y de otros organismos y organizaciones sociales como la Municipalidad de Paraná, el Registro Único de la Verdad, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia, HIJOS – Regional Paraná, Bomberos Voluntarios, Movilidad Activa, Clandebike e IAPSER.

Ampliar la convocatoria

“Hacemos memoria como presente y para construir futuro”, manifestó el Rector de UADER, Abog. Luciano Filipuzzi, al final del recorrido en el Centro de Estudio Gastronómico Estudiantil de la UADER, que se levanta en terrenos que eran administrados por el Ejército en tiempos de la dictadura.

En el lugar se hizo un breve acto y se plantó un algarrobo blanco del Vivero de Especies Nativas de la Escuela Normal Rural «Almafuerte». El Rector agradeció a los participantes por sumarse a la iniciativa que buscó suscitar el interés de la ciudad y concitar la mirada “de sectores que por ahí no se involucran” en las acciones tradicionales de promoción de la memoria.

También hizo uso de la palabra la coordinadora de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de UADER, Mg. Rosario Badano. “Hay centros clandestinos de detención que son marcas de la ciudad, que están invisibilizados. La universidad pública, en este caso la UADER, los pone visibles a partir de este recorrido. A partir de este momento ninguno de esos lugares va a ser lo mismo para todos nosotros”, resaltó la docente e investigadora que fue presa política entre 1975 y 1983.

Badano convocó a construir colectivamente “una cartografía de nuestra ciudad” que deje en claro que “acá también hubo horror, hubo exterminio, hubo desaparición”. “Honramos a nuestros muertos, nuestros perseguidos, con la alegría de no haber desistido nunca de tener y de construir un mundo mejor”, manifestó.

Filipuzzi recorrió el circuito en bicicleta. Hicieron lo propio los decanos de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud (FCVyS), Esp. Bioing. Aníbal Sattler; de la Facultad de Ciencias de la Gestión (FCG), Cr. Carlos Cuenca; y de la Facultad de Ciencia y Tecnología, Esp. Lic. Daniela Dans. En distintos puntos del recorrido y en el acto de cierre también participó la Decana de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS), Mg. María Gracia Benedetti.

También fueron parte de la comitiva en bicicleta, el Secretario de Gobierno de la Municipalidad, Santiago Halle; y la Diputada Provincial, Carina Ramos.

Detalles del recorrido

PRIMER TRAMO. Salida por calle Santa Fe hasta Alameda de la Federación, para pasar por el Destacamento de la Policía Federal. De Alameda hasta calle Buenos Aires, pasando por el Museo Provincial de Bellas Artes y siguiendo hasta calle Enrique Carbó, para pasar por el Monumento a la Memoria en Plaza Sáenz Peña. De Carbó, desvío en calle Cura Álvarez hasta Bv. Racedo y desde ahí hasta Avda. Ramírez. Por Ramírez hacia el sur, desvío en calle Marcos Sastre, pasando por la Unidad Penal Nº 1.

SEGUNDO TRAMO. Desde la Unidad Penal Nº 1, por calle División Los Andes hasta Santos Domínguez y por ésta hacia Avda. Ramírez. De Ramírez hacia calle Jauretche, luego Alejo Peyret para desembocar en Avda. de las Américas. Por Américas hasta Pronunciamiento y por ésta hacia Avda. Ejército y Alvarado (pasando -sin ingresar- por el Hospital Militar y el Comando de la II Brigada Blindada).

TERCER TRAMO. Por calle Alvarado hasta calle Tomás Guido, para pasar por la Escuela Primaria Nº 185 “Coronel Álvarez Condarco”.

CUARTO TRAMO. Desde la Escuela, hacia calle El Paracao, para finalizar en el Comedor Universitario ubicado en el Campus de UADER (ingreso por calle El Paracao 961, atrás del Hospital de la Baxada). Allí funciona el Centro de Estudio Gastronómico Estudiantil de la Universidad desde el cual se ofrecieron frutas y bebidas a los participantes.

Puntos de interés

Los Centros Clandestinos de Detención (CCD) funcionaron en unidades penales, predios alejados y dependencias policiales, como la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos, que funcionaba en calle Buenos Aires 355, dónde actualmente está el Museo Provincial de Bellas Artes “Pedro E. Martínez”. Las cárceles de la provincia también participaron del esquema represivo. Dichas dependencias funcionaron como CCD propiamente dichos y en algunas circunstancias como lugares donde se procedía a la legalización de los hasta entonces desaparecidos. Tal es el caso de la Casa del Director y de la Unidad Familiar de la Unidad Penal Nº 1 que funcionó como Centro de Tortura y Desaparición. En el Hospital Militar de Paraná, se comprobó que funcionó una maternidad clandestina, dónde eran derivadas mujeres embarazadas que estaban ubicadas en el batallón de comunicaciones. Se estima dieron a luz unas 25 detenidas desaparecidas. Hecho que fue confirmado con la recuperación de la identidad de Sabrina Gullino en el año 2008, nacida en dicho nosocomio, hija de Tulio Valenzuela y de Raquel Negro militantes montoneros detenidos desaparecidos. La Escuela N° 185 Álvarez Condarco, ubicada entre las calles Guido Espano y General Alvarado, funcionó como CCD durante los últimos meses de 1976 y principios de 1977.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.