04/02/2023

Estímulo a la investigación en el campo de las humanidades

Luisina Campagnolo, santafesina, es una estudiante avanzada de la Licenciatura en Psicología que eligió la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) para completar su formación en una universidad pública, luego de estudiar tres años en una institución privada de su ciudad natal.

Cursaba ya materias que orientan el trabajo de tesis cuando fue convocada a sumarse a un equipo de investigación en marcha. Luego de realizar todos los trámites, de pasar distintas instancias de preselección, accedió en septiembre pasado a una de las Becas de Estímulo a las Vocaciones Científicas del Consejo Interuniversitario Nacional (EVC-CIN) con la que se sumó a una PIDAC (Proyecto de Investigación y Desarrollo Acreditable). 

“Me inserto en un PIDAC con una temática específica pero que aporta al proyecto más grande”, dijo la estudiante de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS) que destaca que estas becas suponen, en general, “la posibilidad de ir aprendiendo, entendiendo, cómo es esto de investigar pero también de publicar, de participar de jornadas, congresos”. 

El PIDAC al que se ha integrado aborda el tema “Psicoanálisis y arte en Argentina. Transmisión y ruptura en Enrique Pichón Riviere y Oscar Masotta”. En su caso, la investigación que lleva en curso refiere a “Análisis de prácticas y teorizaciones psicoanalíticas, de acercamiento al arte en Argentina y Catalunya en los últimos 20 años”. 

“Yo estaba trabajando otros temas pero cuando me convocaron me resultó interesante ver esta intersección entre esos campos. Es ver cómo el psicoanálisis se vincula con otros conceptos, en este caso el arte. Es una intersección en la que conversan dos campos que estamos acostumbrados a separar”, observó Campagnolo que argumentó que, por el contrario, “el arte le sigue aportando al psicoanálisis y viceversa”. “En el proyecto, se intenta ubicar las marcas de Pichon Riviere y de Masotta en prácticas y teorizaciones actuales. Se restituye así un trasfondo histórico que suele ser olvidado y esto es uno de los aportes interesantes para el arte y el psicoanálisis”, expuso. 

Ventajas

Para la becaria, la política del CIN de estímulo a las vocaciones científicas es importante “para el fomento de la investigación y para hacer posible una formación particular que tienen que ver con investigar, con cómo hacerlo y con quién”. 

Dijo al respecto que la investigación “supone momentos de soledad pero también trabajo en equipo que enriquece mucho, con quienes ejercen el oficio, ya se recibieron y están trabajando, investigando”. “Es muy valiosa esa experiencia con otres en el campo del conocimiento”, agregó. 

A su vez, en tanto es requisito de la beca de 12 meses, difundir los resultados del trabajo, “esto también te lleva a conocer cómo se hacen las publicaciones, las presentaciones en congresos, te ejercita en la construcción de una posición profesional y ética en relación a cómo nos expresamos, cómo defendemos nuestras ideas, además de las formalidades que eso conlleva y que son propias del mundo de la investigación”. 

Límites

Consultada respecto de lo que podría revisarse o poner en cuestión del sistema de becas para la investigación, Campagnolo apuntó como positivo que se haya retirado “el límite de edad de hasta los 30 años”. 

“Debió tener su justificación pero está bueno promoverlo sin límite de edad para que todas las personas puedan acceder a formarse en investigación”, opinó la estudiante. 

Por otro lado, hizo notar que la beca, que supone una asignación mensual de 6.100 pesos por mes, cuando ella se postuló era incompatible con cualquier actividad rentada de más de 10 horas semanales (en 2021 se modificó y ahora es de 20 horas). De este modo, “sólo se puede acceder a la beca si tenés el privilegio de vivir con tu familia, que alguien te ayude, o teniendo un trabajo no formal, en negro”. 

Mencionó que una compañera de estudios, que también había sido preseleccionada, no accedió al beneficio por sus horas de trabajo como docente. “Si no se puede trabajar más de 20 horas, no alcanzan 6100 pesos para mantenerte, necesitas tener garantizado que alguien te ayude”, apuntó. 

Campagnolo eligió la UADER. Viaja cotidianamente desde Santa Fe para cursar en una universidad pública, tal como lo decidió. Pretende, una vez concluida su carrera, “no alejarme tanto de la UADER con la que tuve un encuentro siempre muy hermoso”. “Quiero seguir estando cerca de esta Universidad que me dio tanto y con la que estoy en deuda”, apuntó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.