28/01/2023

«Es un orgullo retornar progresivamente a la presencialidad»

Con el retorno a las aulas que se dio en la última semana de agosto, la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) vuelve paulatinamente a la actividad presencial para el dictado de clases teóricas. En primer término, regresaron cátedras de distintos años y carreras en las siete localidades entrerrianas en las que se encuentra la Facultad de Ciencias de la Gestión (FCG). 

Siguiendo los recaudos necesarios y atendiendo a sus particularidades, la actividad presencial también volverá progresivamente en los próximos días en las demás unidades académicas: Facultad de Ciencia y Tecnología (FCyT), Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud (FCVyS) y Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS). 

Las últimas clases teóricas fuera de la virtualidad se habían dado en diciembre de 2019. En 2020, sólo se pudo desarrollar el Curso de Ingreso y luego el inicio de clases de ese ciclo lectivo fue íntegramente bajo la modalidad virtual. De igual modo, se repitió durante el primer cuatrimestre de 2021, con paulatinos regresos a la presencialidad.

Ante esta nueva etapa tan esperada por toda la comunidad universitaria, el Rector, Abog. Luciano Filipuzzi, visitó el jueves 26 de agosto la Escuela Secundaria Nº36 «Cap. Gral. Justo José de Urquiza» (ex Comercio N°1) y la Escuela «República de Chile», ambas de Paraná. Acompañado por el Decano de la FCG, Esp. Cr. Carlos Cuenca, y el Vicedecano a cargo de la Secretaría General de esa facultad, Prof. Román Scattini, saludó a las y los estudiantes de las cátedras Investigación Educativa (Profesorado en Economía), a cargo del Prof. Walter Gabas; y Econometría 1 (Licenciatura en Economía), a cargo de la Lic. Nadia Flores. Asimismo, visitó las cátedras Matemática 1 (Prof. y Lic. en Economía), a cargo de la Prof. Natalí Reisenauer; y Auditoría (Licenciatura en Administración Pública), a cargo de la Cra. Carolina Quintana.

Filipuzzi aprovechó la oportunidad para manifestarle a las y los presentes «el orgullo de toda la UADER por este retorno a la presencialidad que se va dando de manera progresiva». Remarcó que «esto solo es posible gracias a la ayuda y la responsabilidad de cada integrante de nuestra comunidad. Es necesario el cuidado propio y de quienes están a nuestro alrededor para seguir avanzando como lo hemos hecho todo este tiempo, apostando por la formación y la educación pero con especial énfasis en el cuidado de la salud». 

En la misma línea, recordó: «En primer lugar pudimos regresar con algunas prácticas, luego se dieron defensas de tesis y actividades que necesariamente requieren de la presencialidad y esta semana paulatinamente estamos retornando con las clases teóricas. Es nuestro deseo que esto pueda ir ampliándose continuamente; en eso venimos trabajando arduamente con todas las unidades académicas. Gracias a los avances en la vacunación y a los aprendizajes que hemos adquirido en este proceso, seguramente será así en tanto y en cuanto todas y todos mantengamos los cuidados y recaudos necesarios».

Balance de situación en la FCG

Previamente a este regreso, dentro del ámbito de la FCG se realizó un exhaustivo análisis que contempló múltiples factores, según los cuales se propusieron tres modalidades de cursado: presencial, bimodal y virtual. Entre ellos, se consideró la matrícula activa de inscriptos para cada año, los espacios físicos disponibles y el contexto epidemiológico que atraviesa cada ciudad. 

Específicamente, la bimodalidad y la presencialidad van acercando nuevamente a la comunidad educativa a la experiencia áulica. El cursado presencial transcurre principalmente dentro del aula física, asistiendo regularmente y bajo los protocolos de control de ingreso y distanciamiento vigentes, pudiendo utilizar como apoyo la plataforma virtual. Hay un compromiso constante con el cumplimiento de las medidas de autocuidado y se controla su puesta en práctica.

En el cursado bimodal la propuesta pedagógica se desarrolla de manera virtual, con clases asincrónicas a través de la plataforma Moodle y material de cátedra, al tiempo que se establecen encuentros presenciales en grupos reducidos, definidos por el docente. Queda exceptuado el requisito de asistencia a estudiantes. En tanto, el cursado virtual se vale íntegramente de los canales institucionales digitales (Aulas Virtuales disponibles en la plataforma Moodle). 

En el inicio del cuatrimestre, del 9 al 20 de agosto, solo se utilizó la modalidad virtual, a fin de que las y los docentes pudieran rediseñar la propuesta pedagógica y tomar decisiones sobre la modalidad de cursado con la cantidad certera de estudiantes por curso. Además, este tiempo permitió profundizar la concientización dentro de los distintos claustros sobre la responsabilidad que implica regresar a las clases presenciales. 

Paralelamente, se desarrollaron instancias de capacitación destinadas a profesoras y profesores para promover el uso de las herramientas digitales y enriquecer la práctica docente. Concretamente, hubo cuatro encuentros en un ciclo titulado “Bimodalidad: fortalecer las experiencias transitadas en la virtualidad y proyectar la nueva presencialidad. Reflexiones y herramientas para el segundo cuatrimestre 2021”; y dos conversatorios: “Ateneo de buenas prácticas” y “Puentes entre la virtualización y la nueva presencialidad”.

El Decano de la FCG, Carlos Cuenca, valoró «el trabajo del equipo académico en articulación con la comunidad docente y el estudiantado para volver a encontrarnos en el aula». Asimismo, destacó que «la Universidad y en particular nuestra Facultad, nunca detuvo la actividad, sino que –declarada la pandemia y la cuarentena- dio los pasos necesarios para incorporar el tránsito universitario a otros espacios y garantizar las funciones propias de la institución universitaria. Incluso algunos cambios que se incorporaron perdurarán», agregó.

Por último, subrayó «la atención puesta por la institución en las alternativas diseñadas –presencialidad, bimodalidad y virtualidad- que permiten a la Facultad garantizar, en el actual contexto, el cursado de las carreras». No obstante, recordó que «nuestra oferta educativa es esencialmente presencial por lo que paulatinamente, se irá volviendo a las aulas».

Vale destacar que una vez iniciado el cursado, se evaluará periódica y responsablemente el desarrollo de algunas asignaturas para habilitar la aplicación de modalidades que tiendan cada vez más a la presencialidad, siempre que el contexto sanitario así lo permita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.