08/12/2022

Asegurar derechos para pueblos originarios y afrodescendientes

Como resultado de un trabajo de la Cátedra UNESCO de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), la diputada nacional por Salta, Alcira Figueroa (FDT), presentó ante la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto para actualizar la Ley de Educación Superior (LES), vigente desde 1995, con el objetivo principal de favorecer la inclusión e incorporación en ese nivel de enseñanza de estudiantes de pueblos originarios y afrodescendientes.

La iniciativa cuenta con el respaldo del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que reúne a las 57 instituciones universitarias públicas del país, y también con el apoyo del Secretario de Políticas Universitarias de Nación, Oscar Alpa.

En el ámbito de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), desde el Programa Interculturalidad y Pueblos Originarios se expresaron a propósito de esta presentación legislativa: «Hemos acompañado y apoyado el proyecto, participando en reuniones y facilitando articulaciones. Entendemos que es de gran importancia que la LES incluya en forma explícita a los pueblos originarios y afrodescendientes, para permitir el desarrollo de políticas públicas universitarias interculturales, teniendo en cuenta que las casas de estudios tienen un origen racista y eurocéntrico que a lo largo de muchos años fue imponiendo un conocimiento hegemónico que desacreditó las cosmovisiones y saberes ancestrales e invisibilizó la presencia indígena en la actualidad, desconociendo sus derechos», afirmó una de las coordinadoras, la docente Bernardita Zalisñak.

Agregó que «compartimos con quienes apoyan esta iniciativa la necesidad y urgencia de recuperar la historia; necesitamos nuevos paradigmas que tengan que ver con el buen vivir, redescubriendo saberes y maneras de pensar de los pueblos indígenas».

Por su parte, el titular de la mencionada cátedra de UNTREF, Daniel Mato, expresó que «la LES asegura derechos a personas con discapacidad, por género y orientación sexual, pero nada dice de los pueblos originarios y afrodescendientes, lo cual es no sólo inconstitucional sino discriminatorio». El referente indicó que Argentina «está obligada por tratados internacionales a incorporar a la Constitución esta actualización de la LES».

Algunos datos y valoraciones

Muchas universidades están ubicadas a más de 500 kilómetros de las comunidades originarias. Las dificultades para acceder a la educación superior origina el desmembramiento de esos pueblos si los y las jóvenes emigran. También influye la falta de becas específicas que pongan en pie de igualdad a integrantes de esos sectores con el resto de la sociedad, lo que incluye el respeto integral por sus culturas y costumbres.

Existen casi 150 mil personas afrodescendientes en el país y cerca de 955 mil se identifican como indígenas. Sólo el 10% de la juventud (20-29 años) proveniente de comunidades originarias cursa estudios de nivel superior, en comparación con el 35% de la población general del mismo rango etario.

Los originarios que ingresan en la educación superior son muy pocos porque muchas escuelas secundarias carecen de una formación intercultural y en las universidades existe una enorme vacancia en el conocimiento y cosmovisiones indígenas y afro. Los esfuerzos de las casas de estudios para revertir esto son individuales, ya que no hay una ley que obligue al Estado a garantizar esos derechos.

Fuente y foto: Agencia Nodal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.