Facultades

H C S G

Un punto de inflexión en la lucha por memoria, verdad y justicia

A 40 años de la histórica visita de la CIDH a Argentina, en plena dictadura, se realizó una conmemoración en la ex ESMA. La RIDDHH-CIN, que preside el Rector de la UADER, compartió un mensaje alusivo.

Un punto de inflexión en la lucha por memoria, verdad y justicia Un punto de inflexión en la lucha por memoria, verdad y justicia Un punto de inflexión en la lucha por memoria, verdad y justicia Un punto de inflexión en la lucha por memoria, verdad y justicia
siguiente

A propósito de cumplirse 40 años de la histórica visita a Argentina de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se realizó un acto conmemorativo en Buenos Aires, con participación de funcionarios de ese ámbito y referentes de derechos humanos de organizaciones sociales y universidades, encabezados por la titular de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

La actividad tuvo lugar el 6 de septiembre en el predio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), a donde habían arribado en 1979 los comisionados de la CIDH para informar la existencia de un centro clandestino de detención y tortura, convirtiéndose en la primera denuncia internacional contra los crímenes perpetrados por la dictadura cívico-militar en el país.

En este marco, la Red Interuniversitaria de Derechos Humanos (RIDDHH) del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), compartió un mensaje alusivo para señalar a aquella visita como «un punto de inflexión en el oscuro capítulo nacional del terrorismo de Estado y el nacimiento de una esperanza para detener tanta violencia y dolor».

El documento fue firmado por el Rector Coordinador de la RIDDHH, Bioing. Aníbal Sattler (Universidad Autónoma de Entre Ríos), y leído en la ocasión por la Rectora de la Universidad Nacional de las Artes, Prof. Sandra Torlucci.

«Las familias que buscaban respuestas ante la detención y desaparición de sus seres queridos, las personas privadas de su libertad o exiliados por razones políticas, quienes sobrevivieron a las torturas y la arbitrariedad del régimen militar, vieron en la visita de la CIDH la posibilidad de terminar con el horror y comenzar a reconstruir la verdad», expresa el mensaje.

Se agrega que «la herida y el trauma social vivido aún pesa en la espalda de nuestro pueblo que, sin embargo, ha demostrado la valentía y compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia».

También se destaca «el testimonio excepcional» de Madres, Abuelas e HIJOS; y se marca la reinstalación de políticas negacionistas «junto con la restauración neoliberal de 2015», que buscan desconocer los delitos de lesa humanidad y reducir la memoria social a un tema de pocos.

Se menciona, por otra parte, la institucionalización de la RIDDHH el año pasado y la preocupación expresada en ese contexto por el «franco retroceso que en materia de derechos humanos y garantías del Estado de Derecho se ha registrado en nuestro país y en la región»; reafirmándose entonces que «las instituciones de educación superior están llamadas a ocupar un papel preponderante en la promoción y el fortalecimiento de las democracias latinoamericanas».

«La pobreza, la exclusión social, la violencia contra las mujeres, los problemas ambientales, la crítica situación de los pueblos originarios, la represión de la protesta social y el cercenamiento de derechos sociales, económicos, políticos y civiles, requieren de universidades públicas comprometidas con su tiempo, con su pueblo y con su historia», finaliza el texto.

Contacto: @RedInteruniversitariadeDerechosHumanos