Facultades

H C S G

Un legado desde el humor y el humanismo

Ante la noticia del fallecimiento del humorista gráfico Joaquín Lavado, popularmente conocido como Quino, desde la UADER se destacó su labor y su compromiso humano. Especialmente, se recordó cuando se le otorgó el título de Doctor Honoris Causa en 2017.

«Es nuestro modo de agradecer esa sensibilidad sutil, capaz de trasladar a la tinta y al papel los sueños colectivos, los procesos históricos vivenciados, siempre desde la perspectiva más íntima del ciudadano medio, de los hombres y las mujeres comunes, con sus grises y sus brillos».

Con esas palabras, el Rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), Bioing. Aníbal Sattler, iniciaba el 9 de agosto de 2017 la ceremonia mediante la cual la casa de estudios formalizaba la entrega del título de Doctor Honoris Causa a Joaquín Salvador Lavado Tejón, humorista gráfico conocido como Quino. En aquella oportunidad, la distinción la recibió en Paraná la sobrina y representante del genial artista, Julieta Colombo, al inaugurarse una muestra de la Biblioteca Nacional sobre su más emblemático e inmortal personaje, Mafalda.

Ante la noticia del fallecimiento de Quino, ocurrido el 30 de septiembre, la comunidad de la UADER se suma a las innumerables manifestaciones, no ya de tristeza y condolencias, sino fundamentalmente de cariño, admiración y respeto hacia quien sin dudas fue y seguirá siendo un ícono de la cultura argentina.

Como señalara el Rector en aquel acto académico, «con enorme talento, ha tenido ese poder de mostrarnos desde un dibujo, los triunfos humildes, individuales, inconfesables, las derrotas más íntimas, que en un trazo de Quino se nos develan como derrotas colectivas».

Del mendocino también se rescata «su impiadosa crítica a las estigmatizaciones y los prejuicios que condicionan las relaciones sociales (…) la potencia de un artista que supo enrostrarnos la comodidad en la que a veces permanecemos, para interpelarnos a cambiar las conductas, siempre con ese recurso poderoso del humor, que resuena en las fibras más íntimas y conjuga la risa con un dejo de vergüenza».

¡Hasta siempre Quino! Gracias por esa mirada humanista y pacifista. Gracias por impugnar la injusticia y la opresión, para que respiremos con tu humor un poco más de dignidad.