Facultades

H C S G

Hacia una nueva aventura

Camila Verón Oradini estudia Turismo en Concepción del Uruguay y fue seleccionada por la UADER para realizar una experiencia de movilidad en Colombia, en el marco del programa PILA. "Seguro será una experiencia maravillosa, de crecimiento personal", imagina mientras espera el viaje con ansiedad.

AUDIO: CAMILA VERÓN ORADINI

Camila Verón Oradini es estudiante de la Licenciatura en Turismo, que dicta en la sede Concepción del Uruguay la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), a través de la Facultad de Ciencias de la Gestión (FCG).

En el marco del Programa de Intercambio Académico Latinoamericano (PILA), que promueve el Estado Nacional en las universidades públicas, Camila se postuló en la convocatoria de la UADER y obtuvo una plaza para realizar una experiencia de movilidad en la Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS) (Colombia).

«La sede central de esta universidad está en Bogotá, pero yo estoy destinada a la sede de Ocaña, un pueblo de unos cien mil habitantes, histórico y colonial, y por lo que investigué me encantó el sentido de pertenencia que tienen allí los estudiantes con la UFPS», dice la joven.

«Espero contagiarme de eso y aprender mucho de ellos; de hecho voy a estudiar comunicación social, que no es la misma carrera que estudio en UADER, con lo cual me voy a empapar de otros saberes para sumar a mi futura profesión en Turismo», añade.

Sobre su proceso de formación en la casa de estudios entrerriana, cuenta que «estoy en cuarto año, me faltan algunas materias para recibirme de técnica y en pleno desarrollo de una tesis».

Camila agradece «haberme cruzado con profesoras y amigues que me ayudaron a tomar esta decisión, más que nada a una profesora que siempre nos inculca que hay que viajar, conocer, salir de la zona de confort». Considera que «ellos y mi familia son el impulso para que yo me anime a esta nueva aventura».

Resalta que este tipo de oportunidades «son únicas, se dan una sola vez en la vida y hay que aprovechar; siempre surgen dudas de si ir o no, si uno va a extrañar, cómo va a ser la vida allá, pero hay lanzarse a la pileta, confiar en uno mismo y seguro será una experiencia maravillosa de intercambio, de crecimiento personal, no sólo académico».

Camila quiso señalar que «una condición para presentarse a una beca de movilidad estudiantil es realizar luego en la Universidad un programa, charla o acción para invitar y contagiar a otros estudiantes a que se sumen y aprovechen estas oportunidades, lo cual me parece grandioso». Por eso, su compromiso es «alentar a otros para que ocupen estos espacios», tal como hicieron con ella para que lo intente y llegue hasta acá, «ya casi preparando la valija y muy ansiosa».

Contacto: movilidadacademica@uader.edu.ar