Facultades

H C S G

Cierre de una etapa al servicio de la educación superior

El Vicerrector Ing. Juan Bózzolo, a cargo de la UADER hasta que la Asamblea Universitaria proclame la nueva fórmula de conducción, comparte un mensaje de agradecimiento y balance, a propósito de acogerse desde el 31 de diciembre al beneficio de la jubilación.

Cierre de una etapa al servicio de la educación superior Cierre de una etapa al servicio de la educación superior Cierre de una etapa al servicio de la educación superior
siguiente

Por un período de catorce días, el Ing. Juan Bózzolo, quien se desempeñó como Vicerrector durante los últimos 8 años, estará a cargo del Rectorado de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) hasta tanto se constituya, el viernes 18 de diciembre, la Asamblea Universitaria para elegir la nueva fórmula de conducción. Esta situación se da a partir de que el rector saliente, Bioing. Aníbal Sattler, asumió el pasado lunes 7 como decano de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud (FCVyS).

«Es una formalidad para culminar el período institucional y el proceso democrático de renovación de autoridades», expresa Bózzolo y aclara que «me corresponde simplemente facilitar las actividades cotidianas de la Universidad, garantizando las instancias que quedan de colegios electorales, la integración del próximo Consejo Superior y la realización de la Asamblea».

Pero no se trata de un cierre de año como los demás para Bózzolo, ya que «desde el 31 de diciembre me habré acogido al beneficio de la jubilación, con lo cual es un honor terminar mi carrera de esta manera, luego de 34 años de servicio en la educación superior, como docente y directivo».

Cabe destacar que Bózzolo se desempeñó durante 14 años como rector del Instituto Superior de Electrónica, que dependía del Consejo General de Educación y fue transferido a la UADER cuando ésta se creo en el año 2000. Ya en el ámbito universitario «fui 12 años responsable de la sede Concepción del Uruguay de la Facultad de Ciencia y Tecnología; y estos últimos 8 años como vicerrector», reseña el ingeniero.

A propósito de esta circunstancia especial para su historia personal, comparte unas palabras a modo de agradecimiento y balance. «Agradezco enormemente haber sido compañero de fórmula de Aníbal Sattler durante dos períodos y vaya todo mi reconocimiento para la labor realizada, extensivo a quienes integraron los equipos de gestión en Rectorado y Vicerrectorado», dice.

Añade que «viví todo el proceso desde el inicio de esta Universidad Provincial, con años muy difíciles pero también períodos de enorme crecimiento, a partir de la democratización; y es una satisfacción observar ahora la organización y el afianzamiento de la UADER en el territorio entrerriano».

Bózzolo considera que ello es «fruto del esfuerzo en conjunto de todos los actores que complementan una gestión» y también del «arduo y a veces silencioso trabajo del Consejo Superior y los consejos directivos, de autoridades de las facultades y de todos los claustros».

En especial, «quiero agradecer al personal administrativo, técnico-profesional y de servicios de Rectorado y Vicerrectorado, por su trabajo diario, su dedicación y compromiso, por el sentido de pertenencia a la institución y la calidad y calidez que muestran como personas».

Asimismo, manifiesta un «enorme agradecimiento a la comunidad universitaria por la confianza depositada en un modelo de gestión federalista, que se expresó desde el comienzo de la etapa democrática en la UADER con la presencia en Concepción del Uruguay del Vicerrectorado, lo cual consolidó una forma de conducción institucional que reconoce y fomenta el crecimiento hacia toda la provincia».

Finalmente, Bózzolo señala que su anhelo es que «las autoridades futuras continúen potenciando la labor desarrollada, que defiendan la identidad de universidad pública y gratuita de excelencia, que promuevan la gestión participativa y generadora de oportunidades, y reafirmen la función indelegable de ser transformadora de nuestra sociedad, aspirando a que sea más justa, inclusiva y solidaria».