Facultades

H C S G

Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro

La Universidad adhirió a la campaña nacional de “Plantamos Memoria” impulsada por los organismos de Derechos Humanos. Las autoridades del Rectorado y las facultades plantaron espinillos en el campus que se levanta en terrenos que pertenecieron al Ejército.

Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro Árboles en nuestro Campus, por memoria y futuro
siguiente

A 45 años del golpe de Estado de 1976, la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) adhirió formalmente a la campaña nacional “Plantamos Memoria” impulsada por los organismos de Derechos Humanos. El objetivo es plantar 30 mil ejemplares en todo el país, en memoria de los desaparecidos en la Argentina durante la dictadura.

Desde el Rectorado y las cuatro facultades se apoyó la propuesta que se plasmó, concretamente, con la colocación de ejemplares nativos en el campus de la Universidad que se levanta, precisamente, en terrenos que pertenecieron al Ejército y que fueron escenario de la actividad represiva y del funcionamiento de un centro clandestino de detención.

Se plantaron un conjunto de espinillos que fueron donados por el Vivero de Especies Nativas de la Escuela Normal Rural Almafuerte dependiente de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS).

Educación y futuro

“Es una emoción muy grande participar de esta actividad que cuenta con un peso simbólico y afectivo tan fuerte. No sólo desde UADER nos sumamos a esta iniciativa que simultáneamente se replica en todo el país, si no que lo hacemos en un sitio en el que funcionaron centros clandestinos de detención, con todo lo que ello significa”, resaltó el Rector, Abog. Luciano Filipuzzi.

“Además, compartir esta jornada con la comunidad académica y junto a Rosario Badano e integrantes de La Solapa, nos moviliza aún más. Como lo dije días pasados en la inauguración de la muestra ‘Mujeres en la ESMA’, su ejemplo y sus enseñanzas nos marcan un camino de referencia”, destacó.

Hizo notar que “la política de Derechos Humanos siempre fue prioridad en esta Casa. Estos árboles, que acompañarán el crecimiento de nuestro campus, nos recordarán constantemente a quienes sufrieron el terrorismo de Estado y fortalecerán nuestra memoria”.

“Paralelamente, que este lugar con un pasado tan oscuro sea con el paso del tiempo el sitio donde miles de entrerrianos y entrerrianas puedan formarse para aportar a un futuro de educación, progreso y desarrollo, es también un homenaje a quienes buscaron un mejor país”, subrayó el Rector.

Empujar el porvenir

Rosario Badano, quien fuera docente, consejera y autoridad en distintos cargos de la Universidad, acompañó la iniciativa este martes. “Plantamos memoria y proyectamos futuro”, planteó como representación de la ceremonia y argumentó que “la memoria nos impulsa para seguir adelante; sin memoria, sin saber quienes fuimos no podemos soñar quienes seremos”.

“En este sentido la memoria no es un espacio que te lleva hacia atrás sino que te empuja hacia adelante”, remarcó Badano que actualmente ocupa el cargo de Coordinadora Ejecutiva de la Red Interuniversitaria de Derechos Humanos del Consejo Interuniversatario Nacional (CIN).

Este espacio, con la participación de las universidades públicas de todo el país, elaboró un documento a propósito de cumplirse este 24 de marzo un nuevo aniversario del golpe a las instituciones democráticas.

El texto define a aquel hecho como “un duro y traumático golpe de Estado cívico- eclesiástico- militar” y conmemora “a los más de 30.000 detenidos/ desaparecidos, a los/as nietos y nietas encontrados/as y aún por encontrar, a sus abuelas, a las madres de sus madres y padres, a los miles y miles de ex presos y presas, exiliados, a los/as que se quedaron aquí resistiendo desde los lugares más pequeños e insospechados, a los que fuimos construyendo conciencia histórica en el camino de hacer la democracia, a esta Argentina que busca reconstruir lo que pasó, para hacerle lugar a la Memoria por la Verdad y la Justicia”.

La RIDDHH afirma en el documento que “este día de dolor, nos convoca a mirar hacia atrás y a mirarnos en relación a la historia reciente”. “Las Universidades Públicas sostienen políticas de Memoria, Verdad y justicia en su quehacer cotidiano, siembran memorias y futuro produciendo conocimientos comprometidos con un mundo igualitario, transmite en las aulas saberes que tejen los hilos de la historia y se debe a su pueblo con proyectos de trabajo en la comunidad que hagan más digna la vida de los oprimidos”, se destaca.

“En cada árbol que se plante recordando a los más de 30.000 detenidos- desaparecidos, en cada gesto que convoque a no olvidar estaremos asumiendo la responsabilidad de educar a las nuevas generaciones, para que ellas puedan construir marcos de referencia que les permita comprender el pasado reciente y asumir la responsabilidad por el presente y el mañana”, afirma el texto que compromete al sistema interuniversitario a estar allí “ofreciendo herramientas para combatir a la lengua que se empeña en olvidar y desde allí ayudar a construir unos horizontes mucho más amplios y tan necesarios para tejer las tramas de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que soñamos ser. Tal como sostenía Theodor Adorno ‘Si la educación tiene un sentido, es evitar que Auschwitz se repita’, esa será la tarea ético- política de nuestras Instituciones Formadoras”.

Concluye el documento instando a conmemorar “a aquellos y aquellas a quienes no pudieron encarcelar sus sueños de libertad” y a “trabajar a favor de las libertades que nos faltan conquistar junto a nuestros hermanos/as a quienes las condiciones de desigualdades estructurales y dinámicas les roban el derecho a ejercerla, les roban el derecho a ‘pensar en primaveras”.