Facultades

H C S G

Aprobaciones significativas en materia de género y derechos humanos

El Consejo Superior de la UADER desarrolló su 7° reunión ordinaria del año, donde se adoptaron importantes resoluciones que ratifican el perfil de institución inclusiva, democrática y libre de violencias. Una maestría junto a la UNGS y una diplomatura para formar replicadores/as de la Ley Micaela, son dos de las propuestas nuevas a implementarse. También se resolvió valorar los antecedentes en derechos humanos y género, en cualquier instancia de ingreso de personal a la institución.

En modalidad remota, se llevó a cabo la 7° reunión ordinaria de Consejo Superior de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), para dar tratamiento y aprobación a los principales asuntos institucionales.

De manera especial, durante esta sesión se resolvieron varias propuestas y normativas que, con diferente anclaje, están centradas en la ampliación de derechos y la perspectiva de género, lineamientos que rigen la vida institucional de la UADER -al menos en los últimos ocho años- y que vienen abonando a la construcción de un perfil de universidad inclusiva, democrática y libre de violencias.

En este sentido, por un lado se aprobó la Maestría en «Género y Derechos», de carácter interinstitucional y que habrá de implementarse en conjunto con la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS). La Secretaria de Ciencia y Técnica de la UADER, Dra. Brenda Ferrero, dio cuenta de algunos aspectos del proyecto y de cómo se estuvo trabajando: «La idea nació a partir de la visita de la Dra. Rita Segato, a quien le otorgamos el título de Doctora Honoris Causa y que será la directora de esta carrera; y ha sido un proceso de mucho diálogo para alcanzar consenso en una temática en la que ambas instituciones tenemos un recorrido importante».

Ferrero indicó que esta nueva carrera de posgrado -que seguirá los pasos correspondientes para su aprobación ante la CONEAU- «busca responder a algunas demandas de reflexión respecto a lo que viene sucediendo en las calles con la masividad del feminismo y la mayor visibilidad de casos de violencia de género; y también dar respuesta a políticas públicas en ese sentido». Consideró que la Universidad debe «acompañar la transformación social» con este tipo de espacios de formación y precisó que la maestría «tendrá un fuerte componente teórico pero también metodológico».

Por otra parte, el Consejo Superior aprobó el dictado de una nueva diplomatura de extensión, en este caso de «Formación en Perspectiva de Género para replicadores y replicadoras de la Ley Micaela». La propuesta fue trabajada desde la Secretaría de Integración y Cooperación con la Comunidad y el Territorio (SICCT), junto a la Fundación Micaela García «La Negra».

La idea de esta instancia, según explicó la SICCT Esp. Carla Malugani, «es formar personas para poder contribuir con el cumplimiento de la ley», considerando la necesidad de mayor recurso humano preparado adecuadamente para el dictado de la capacitación obligatoria en materia de género y prevención de las violencias, que abarca todos los poderes del Estado en todos sus niveles. La diplomatura tendrá una carga horaria de 150 horas y se estima que su dictado será durante octubre y noviembre, en modalidad virtual.

En sintonía con estas temáticas, el cuerpo colegiado de la UADER avaló una propuesta presentada por el Rector, Bioing. Aníbal Sattler, y trabajada en conjunto por el Área de Promoción de Derechos Humanos y el Programa «Género, Diversidad Sexual y Derechos», para establecer la valoración de la formación en derechos humanos y perspectiva de género en cualquier situación de ingreso de personal a la Universidad.

«No será una condición excluyente y tampoco se ponderará en puntaje, pero sí queremos que en los concursos docentes o en otras instancias de evaluación o ingreso de cualquier índole, conste en acta y se tengan en cuenta los antecedentes en materia de derechos humanos y perspectiva de género», explicó la consejera y titular del Área de Derechos Humanos, Mg. Rosario Badano.

Asimismo, tanto para directivos, claustro docente y claustro administrativo, técnico-profesional y de servicios, «quien quiera ingresar a esta Universidad tendrá que asumir el compromiso de que conoce las normativas y las políticas que se llevan a cabo y que observará las mismas», agregó Badano y adelantó que esta medida «está siendo adoptada por muchas universidades» y será acompañada por un programa de formación en derechos y género, disponiéndose además un micrositio con todas las ordenanzas, resoluciones y otros documentos que expresan la política institucional en tal sentido.

En la misma línea de las temáticas de género, a propuesta de la Secretaría de Comunicación se declaró de interés institucional la Guía para una Comunicación con Perspectiva de Género «(Re) Nombrar», elaborada por el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación. Se trata de un material para la producción comunicacional, destinado a promover el uso del lenguaje inclusivo, los discursos con enfoques de género y derechos humanos; y a superar asimetrías en el trato y expresiones peyorativas, entre otros aspectos. El Consejo Superior recomienda su uso y aplicación en todas las instancias institucionales.

Culminada la reunión ordinaria, el Rector expresó su satisfacción por los asuntos aprobados y enfatizó en el trabajo llevado a cabo por los diferentes equipos de las secretarías y en las facultades, para profundizar las políticas universitarias vinculadas a derechos humanos y perspectiva de género, que ya son una marca identitaria de la UADER en sus 20 años de vida institucional.